Los kidfluencers son los nuevos influencers

Todos habremos oído hablar de influencers, personas con una gran cantidad de seguidores en las redes sociales. Sin embargo, los kidfluencers son los nuevos influencers, pertenecen a una franja de edad más concreta. Estos han protagonizado múltiples titulares donde se cuestiona el uso de esta estrategia por parte de las marcas. ¿Se trata de publicidad encubierta? ¿Es una buena estrategia? ¿Qué leyes, ética y riesgos de imagen hay?

Hay influencers de todos los tipos y de temáticas muy variadas. Algunos pueden tener más influencia sobre sus seguidores que otros, y algunos pueden aparecer en redes sociales diferentes. Pero ¿qué pasa cuando el influencer es un menor? Se les llama kidfluencer.

¿Qué es un kitfluencer?

Es exactamente lo mismo que el influence marketing, pero en este caso los personajes con influencia en las redes sociales son niños o niñas. Para ser más concretos, se trata de un nicho especifico dentro de los influencers. Además, como en todas las temáticas encontramos estrellas que destacan con mayores visualizaciones y engagement. Uno de los niños influencers del mercada actualmente es Ryan ToysReview, considerado como el niño influencer que más gana según la revista Forbs.

Hay todo un debate alrededor de lo que ha niños, contenidos e influencers conlleva. A pesar de que los kidfluencers son los nuevos influencers, hay expertos que señalan que por mucha influencia que un niño pude tener entre sus seguidores, esta estrategia puede meter a una empresa en una situación delicada y de riesgo.

Algunas “soluciones”

Con la creación de YouTube kids se esperaba solucionar esta problemática. Sin embargo, un espacio que debería estar libre de contenido patrocinado y sin anuncios, puede verse con relativa facilidad contenido promocionado.

Además, YouTube se desmarca diciendo que su plataforma ofrece servicios para mayores de 13 años, pero hemos visto que menores de 13 también la tilizan e incluso protagonizan videos.

YouTube vs. Televisión

Este tipo de contenido, donde influencers muestran productos y animan a sus seguidores a comprar, no podría aparecer en la televisión sin ser indicado como publicidad. La normativa europea pone límites a los tipos de contenidos permitidos diciendo que en horario infantil la publicidad tiene que indicarse como tal. Sin embargo, vemos que en YouTube no esto no sucede. El contenido se muestra de la misma forma para adultos que para niños, a pesar de no tener la misma capacidad para identificar la publicidad.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.